Que tus pasivos laborales no se conviertan en amenazas

Artículos

QUE TUS PASIVOS LABORALES NO SEAN AMENAZA

Todas las empresas en México tienen pasivos laborales. Con tan solo un empleado se genera automáticamente un pasivo laboral.

Los pasivos laborales corresponden a obligaciones de pago que se tiene con los trabajadores por prestaciones (legales o contractuales). Sean reconocidos o no, los pasivos laborales incrementan día con día. Tanto en el caso de la prima de antigüedad y la indemnización legal como en el de los planes de pensiones, el incremento salarial y a la acumulación de antigüedad son factores que incrementan el costo del beneficio y por ende del pasivo laboral.

Para efectos contables, los pasivos deben ser cuantificados y reflejados en los estados financieros para cumplir con la Norma de Información Financiera D-3 (NIF-3). La cuantificación de los pasivos laborales se realiza por medio de un estudio  o valuación actuarial. Seguir los estándares contables (como la NIF D-3) es altamente recomendable para una sana práctica administrativa que refleje el valor de la empresa.

¿Qué pasaría si este año hubiera una baja importante de empleados por motivo de despido? ¿La empresa sería capaz de afrontar el pago de la prima de antigüedad e indemnización legal de varios empleados al mismo tiempo sin que ese gasto desestabilice a la empresa?

No reconocer los pasivos representa una amenaza, con un estudio actuarial se sustenta la toma de decisiones para el control de esos pasivos.