¿Cómo aliar a tus empleados para enfrentar los cambios?

En el mundo actual, adaptarse fácilmente a los cambios del mercado y la sociedad es una necesidad. Pensar que la flexibilidad organizacional depende únicamente de las decisiones de la dirección o los altos cargos, sería caer en un pensamiento simplista. Por supuesto, el liderazgo y las decisiones de la dirección son fundamentales para el bienestar de cualquier empresa, no obstante sin el personal de su lado, pocos resultados se podrán alcanzar.
La cuestión principal es cómo lograr que los empleados se involucren y se sientan completamente comprometidos con la empresa, ya que si se logra esto es más fácil que los miembros de la organización colaboren en favor de la misma. Es por ello que en Nathal decidimos dedicar un artículo sobre puntos importantes para aliar al personal para enfrentar los cambios. Algunas de las acciones necesarias para lograrlo son:

  1. Objetivos claros. Lo primero que se debe hacer es tener claros los objetivos. ¿Qué queremos lograr? ¿Qué vamos a hacer? ¿Por qué lo vamos a hacer de esta forma? Si no podemos responder esas preguntas, el personal y la empresa carecerán de dirección y difícilmente la organización sobresaldrá de manera exitosa. Si la gente no sabe lo que se espera de ellos, hacia dónde va la empresa o para qué hacen lo que hacen se corre el riesgo de que perciban sus actividades como poco importantes y se muestren indiferentes ante ellas. Es importante que cada trabajador comprenda la importancia de su trabajo y la repercusión que tiene para el bien común, de lo contrario, su trabajo carecerá de sentido.
  2. Estrategia de comunicación. Una vez que se tienen definidos los objetivos, es necesario comunicarlos, ya que por muy claros que sean, si los empleados no los conocen es como si no existieran. En este sentido, la comunicación interna puede ayudarnos a alinear al personal con los objetivos de la empresa. Existen varias estrategias de comunicación y métricas de recursos humanos que pueden ayudar a alinear a toda la organización en el mismo sentido, como la evaluación por puntos, los planes de carrera o la evaluación de 360°.
  3. Liderazgo. Sin embargo esto no basta, es necesario también un liderazgo asertivo, coherente con los objetivos y misión de la empresa para guiar al personal a cargo hacia el rumbo que la dirección considera, es el mejor para la organización.

Tener objetivos claros, comunicados de manera oportuna y contar con un liderazgo asertivo es una gran ventaja, sin embargo, es conveniente ir más allá y capitalizar el potencial de cada miembro de la organización en favor de todos: trabajador, patrón y empresa, para lo cual proponemos los siguientes puntos:

  1. Motiva y empodera. Una manera sencilla para motivar a los empleados es reconociendo su trabajo y promoviendo su desarrollo a través de retos y capacitaciones orientadas a su claro crecimiento. Empoderarlos para la toma de decisiones que competen a su quehacer diario y, en la mayoría de los casos, se obtendrá un mayor compromiso con la empresa.
  2. Fomenta el sentido de pertenencia.Por medio de un esquema de beneficios para empleados adecuado y estrategias de comunicación interna, se puede fomentar el sentido de pertenencia entre el personal. Si se sienten valorados y reconocidos se reflejará en un mayor compromiso con la empresa.
  3. Escucha a tus empleados. Pon los medios para que haya flujo de ideas y escucha a tus empleados. Recuerda que son una parte fundamental de la empresa, seguramente tendrán ideas que podrán contribuir a la mejora continua de la organización.